Misa por Charlie Hebdo


                                                                                                                                      La pregunta es…¿Y por qué así?

interior_estudio_charlie_hebdo

Quienes preguntan donde está Dios cuando estos actos ocurren, pálpense su pecho. Él está ahí, aunque no lo sientas, esperando tú respuesta. Y no tienes que inmolarte ni exponerte. La respuesta es de fe.

Ora. Pide perdón, primero, por tu pasividad y tu cobardía. Es de humanos. Pero pide perdón también por la ignorancia de estos hombres y mujeres que han pasado a las huestes del mal. Ora y pide a lo más alto que dé luz a sus mentes.

Han desarrollado una estrategia con el peor programa. Un programa que ya llevó al fracaso, al mundo. Vencer con el terror y la violencia.

Dios, a pesar de su tristeza, se sonríe: Pobre Satán, creías que lo sabías todo, pero no contaste con la prudencia infinita. Tú juegas las cartas con la muerte, mas yo tengo la llave de la vida. Tú siembras el terror y matas. Yo siembro la fe y resucito. Ríndete ya. Tu afán es tan inútil. No sabes qué barbarie procrear en tu impotencia desesperada.

El mal ignora que cada sangre que derrama se convierte en cultivo de un ángel y lago para su sepulcro.  Con la misma sangre que vuelcan se ahogarán.

Dios reciba en su gloria a estas almas imprevistas que nutrirán su Ejército. Ellos eran personas cotidianas, ahora serán guerreros.

El final está próximo.

Lo veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s