Y queda declarado


Raysa White

Raysa White.- He decidido este año 2015 no desear FELIZ NAVIDAD a nadie, después de un año que no pudo ser peor, de veras, no quiero que la mayoría me responda como el pavo al gallo: ¡Tu maldita madre! Preferí celebrarme a mí misma y pasarlo feliz en constructiva meditación. Así empecé a escribir anoche este saludo de Navidad.

Es duro, después de entregarte con amor a un proyecto en total gratuidad, por casi todo un año, y recibir:

  • El 40% de envidia.
  • El 80% de ingratitud.
  • Y el 65% de difamaciones, rumores y calumnias.

Sin embargo, recibí un premio grande, el de refinar mi madurez.

¿Cómo pude refinar mi madurez?

  1. Siendo inmune a las críticas.
  2. Trabajando con pasión en el disfrute de la belleza.
  3. Siendo feliz con la alegría de quien se benefició.
  4. Creando bienestar.
  5. Terminando proyectos inconclusos.
  6. Diciendo NO con valentía a la manipulación y el chantaje.
  7. Orando.
  8. Practicando la meditación como herramienta de limpieza y rectificación.

Me hice el propósito de impedir que las personas impresentables crearan nuevos karmas en mí. Lo más difícil fue no dejarme tentar.

Imágenes como esta me hicieron elevar la espiritualidad.

cristianos oran

¿Qué están haciendo estos hombres?

¿Qué creen que están haciendo estos hombres? Mírenlos bien: ni una lágrima.

Están orando.

La fe es más poderosa que el terror

O esta.

cubanos emigrantes frente a la frontera con Nicaragua.

Cubanos emigrantes frente a la frontera con Nicaragua.

Son nuestros hermanos varados en Costa Rica y lo que se ve al fondo es la policía fronteriza de Nicaragua. No olviden esta imagen. Son miles de personas en la desesperación. No se hagan cómplices de este error. Escapar del Infierno es razonable. Pero muchos no se explican por qué tantas personas quieren escapar del Paraíso. ¿Qué está ocurriendo en el Paraíso que tantas personas no quieren seguir viviendo en él? La soberbia, la tozudez y el poder que ha tomado el oportunismo no dejan que la reflexión fluya. Y también un enemigo muy poderoso: el miedo.

¿Por qué se lucha? ¿No es por una sociedad mejor? ¿Por el bienestar de un pueblo? Las ideologías no pueden estar por encima de estos propósitos.

Hay quién por recibir prebendas, acepta;  otros, por aprovecharse para colocar su desperdicio, echan la leña al fuego. Y la soberbia termina ahogando a la Desesperación con represión o sangre. Pero la sangre, recuerden, alimenta a los dioses y fortalece a los espíritus. Quienes derraman sangre para mantener lo que han perdido por ley moral construyen su propio patíbulo. Esto no es una metáfora.

Aceptar o ceder no siempre es muestra de debilidad

Se suma que anoche solo una persona me invitó a cenar. Casi todos los años me invitan cuatro o cinco amigos y amigas. Anoche me invitó una persona que lo paga casi todo, pero no lleva el mando. Una situación similar me había ocurrido hacía más de 20 años en Cuba. La amiga de una persona de una conocida familia me dice: ven esta noche a nuestra cena de Navidad y yo, ingenuamente, fui. Ocurrió que a la hora de servir los platos yo no recibí la cena. No sabía qué hacer. Pensé que era un olvido, un error. Alguien cercano a mí me dijo al oído: Es que no estás entre los invitados. Asumí la situación con un poco de vergüenza. La amiga que se dio cuenta me pregunta por qué no estoy cenando, y yo le digo: Es que yo no fui invitada. Inmediatamente me dice: ¡Yo te invité, que fui la que pagué todo esto!

Lo que la amiga no sabía es que esa celebración, en esa casa, se aprovechaba para organizar ciertos detalles: quiénes serían los jurados en  eventos del próximo año, según tal círculo de influencias; cómo se distribuirían los viajes al extranjero; a quiénes se editarían sus libros, entre otros asuntos. Yo era un testigo incómodo. Tuvieron que salir para el patio. Quedé sola en la sala y, cuando pude, sin que se dieran cuenta,  me escabullí.

Veinte años después me puso Dios la misma prueba. No fui.

Regresaba a mi casa de una institución donde me habían hecho algunos presentes y, en lugar de tomar un taxi, decidí abordar un carrito colectivo que venía con un chofer muy humilde. Le dije: Por favor, llévame hasta mi casa, porque es muy peligrosa la callecita por donde tengo que cruzar a esta hora. Y siéntete libre de recoger a quien tú quieras y cóbrale, yo te voy a pagar lo mismo que al taxi.

En mi casa había algunos alimentos en la nevera, pero yo compré una cena para no tener que calentar.

Finalmente, el chofer no recogió a nadie. Las calles silenciosas, con una o dos parejas  pensativas sobre los quicios, se iluminaban con el brillo de la luna llena de las largas noches. Santo Domingo tan alegre, que en las fiestas rechinan esos bafles indecentes retumbando paredes, callaba. La música, ahora, aparecía como el jamón dentro del arroz en los comedores de becarios. Hay hambre en Dominicana. Quítenles el pie a esos economistas faranduleros que llenan los programas televisivos con dulzones caramelitos de uva. Por favor, despierten.

cena del gatoResultó que al bajarme dejé la cena en el carrito. Al volverme ya el chofer se había ido.

Calienta, Raysa White, y no te enojes porque hoy es Nochebuena. Alégrate, cero deudas y cero karma. Cuando te vayas, tú no regresas a este mundo por nada ni por nadie. Ni el mismo Dios te puede obligar. No anheles volver a compartir con tanta fauna novelesca. Déjalos qué se consuman entre ellos y sean felices en el hedor de su pantano. Eso fue anoche.

Hoy me levanté diferente.

Después de cenar con frutas y comidas frías, había una selección de música para despertar la inteligencia. Dormí como una hora y soñé algunos proyectos. Después, cerré otra vez los ojos e hice dos meditaciones. Una, muy personal, con un salmo que me agrada mucho, y la otra, que se las voy a regalar por haber llegado hasta el final conmigo, se llama “Meditación para expulsar la pobreza”.

Me desperté y di gracias al universo por ejercer en mi la presión de la caridad, porque sin mi cena ¿cómo habría dormido el estómago del señor del carrito?

Me ocurrió algo más, ustedes pueden sentirse o no cristianos, nadie está obligado a serlo y yo no soy evangelista, pero sin ti, Mi Dios ¿cuánto valdría? Me cambiaste la energía. Me llevaste al arrepentimiento. Y aunque ya la Navidad se está escapando, aún me queda tiempo por desear que las malas profecías se deshagan como las olas en la arena y el huracán del deshielo nos agarre con los zapatos puestos.

Imagen-animada-Campana-de-navidad-51A todas y todos los que me han seguido en este año: ¡Mejor 2016!

Y queda declarado.

 

Raysa White, Santo Domingo, 25 de diciembre 2015.

GRADIEN2

ROCK3WT¿No has conseguido trabajo todavía? Suscríbete y te digo: http://www.sfi4.com/16574899/FREE   La suscripción es gratis. Te lo explico, y si no te va… no pasa nada. Un abrazo.

Anuncios

4 comentarios en “Y queda declarado

  1. Pues yo, Rodolfo Torres, desde Hoheschönhausen, Berlin, quiero declarar que tú, Raisa White Mas, mereces un gran abrazo y una enorme felicitación en este día y más adelante por haber llegado hasta aquí remando con todos en esta inmensa embarcación que se dirige a algún sitio. Estás invitada a cenar con nosotros el próximo 31, en Antwerpen, Bélgica. Te prometo reservar un asiento para ti. No importa que no vayas a estar presente físicamente pues de todas maneras estarás entre nosotros a pesar de las distancias.

  2. Pingback: Y queda declarado | Akerunoticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s