Tributo a Santa Teresita, 2 de setiembre 2016


Santa Teresita p“…me esmeraba mucho por no excusarme, sobre todo con mi maestra de novicias. Un día apareció roto un florero colocado detrás de una ventana. La Madre Superiora creyó que era yo quien lo había dejado caer, y me  mostró los pedazos diciéndome: Para otra ocasión tenga más cuidado. Yo, sin decir palabra, besé el suelo y le prometí ser más cuidadosa en el futuro.” Historia de un alma, Santa Teresita de Jesús.

Comentario:

Hay que ser santo para cargar con el duro fardo de la humana desvergüenza. Pero a veces, nos conmueve esa persona necia, deshonesta que no tuvo valor para decir Fui yo. Y nos llevamos el paquete, aunque no sea de nuestra propiedad. Es que hay cierto placer en saber que el otro te la debe, y esperar a que te mire a los ojos y ver cómo se desploma en su interior lo que no es capaz de sostener con su conciencia externa. (r.w.)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s