Tributo a Santa Teresita, 18 de setiembre 2016


Santa Teresita pLa buena educación

“En el lavadero mi compañera de trabajo sacudía la ropa con tal fuerza que me salpicaba de jabón la cara. Esto me hacía sufrir, pero jamás le dije nada al respecto, y así ofrecía este pequeño sacrificio por los pecadores.” Historia de un alma, Santa Teresita de Jesús

Comentario:

Mi madre no discutía, excepto cuando era con mi padre que se prendían como la franela de un mechero; con nosotros en casa, también, peleaba porque no le ayudábamos. Sin embargo, fuera de familia le podían decir la peor ofensa y callaba. Su frase favorita era: No hay mejor manera de ser educado que soportar la mala educación. Con el tiempo, y ya con cierta cultura, me encontré esa frase entre unas citas del escritor francés La Rochefoucauld. Imposible, me dije, si mi mami no había pasado del sexto grado. Y caí que ella era punto fijo en las tertulias literarias que celebraban mis papabuelitos Cacha y Ezequiel, en la quinta Villa María. Mi madre era una virtuosa, soportaba estoicamente una grosería por no faltar a nuestro Jesús en lo de la otra mejilla. Qué lástima no pueda yo decir lo mismo. (r.w.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s