El baúl

cava dos tumbas

Los seres humanos llevamos dentro -me incluyo- un baúl de rencor. Y lo llenamos, a veces, por nimiedades. Ejemplo, alguien le esquivó el saludo, quién sabe si no se dio cuenta, pero desde ese momento queda el baúl abierto y quien negó el saludo, condenado. Y así pasan la vida -pasamos- con el baúl a cuestas. Abierto a cualquier nimiedad. Colmado de odio. Y de celos, que es peor que el odio, porque al odio lo fecundan razones. Pero los celos se engendran en el fango visceral de las bajas pasiones. (r.w.)

Anuncios

Fragmento: hay ciertas zonas…

Hay ciertas zonas de poder que pueden lograrse con posiciones y dinero, todas son efímeras; pero hay una zona de poder inaccesible: la que aprendiste con tu madre águila el día que despertaste en su nido. (De mi novela en proceso “Cazadores de mariposas”)

Fragmento: hay ciertas zonas…No es la altura

 

Cuando me acuesto

ventana y libroCuando en la noche me acuesto, abro los brazos y me entrego. Cuando me despierto le digo: Gracias Padre por haber amanecido viva y con salud. Cada minuto de vida es el poder más grande que Dios nos otorga, pero no estamos educados para comprenderlo. Y tratamos de llevar al otro al límite, como si la maldad o la bajeza nos hiciera inmortales. (r. w.)

A pesar de nosotros

ardillaLa vida continúa a pesar de nosotros…. y es linda, a pesar de nosotros y se va a quedar, a pesar y por encima de nosotros, de nuestra terquedad, nuestro egoísmo y nuestra torpe manera de evaluarla, de razonarla y de sentirla… la vida se nos ha ido de las manos en loca carrera y ya no queda tiempo para más. (r.w.)

Tributo a Santa Teresita, 23 de setiembre 2016

Santa Teresita p“Se sabe muy bien que la Santísima Virgen es la Reina del Cielo y de la Tierra, pero es más Madre que Reina.” Historia de un alma, Santa Teresita de Jesús

Comentario:

Las Madres son algo serio. Es inusual que una Madre pierda su condición. Existen casos, pero tan aislados que se catalogan como rarezas. Aquí en el pequeño resquicio que es la Tierra, nuestras Madres, no han dejado de ser Madres aún en alma. Miles de hijos e hijas han tenido la experiencia de invocar a sus madres, y un milagro ha sucedido. ¿Qué decir, entonces, de la Madre María, la Madre de Dios? (r.w.)