DOS PALABRAS

El poeta y revolucionario cubano José Martí escribió entre su maravillosa obra poética unos versos que tituló “sencillos” por la estructura de los mismos. Sin embargo, el tiempo nos reveló que el contenido de estas brevísimas líneas acarreaba un pensamiento bien complejo. Así, por ejemplo, una de las cuartetas dice:

 

Yo pienso cuando me alegro

Como un escolar sencillo

En el canario amarillo

Que tiene el ojo tan negro.

 

Con este conjunto podríamos escribir un ensayo de más de quince páginas. Martí se parecía al mar: de apariencia suave, pero complejo y profundo.

 

En La rosa blanca derrama una ternura sin par a la hora de describir el concepto de la amistad:

 

Cultivo una rosa blanca

En junio como en enero

Para el amigo sincero

Que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

El corazón con que vivo

Cardos ni ortigas cultivo,

Cultivo una rosa blanca.

 

Este es nuestro Martí, así hizo el amor e hizo la guerra. Con el alma apretada por el dolor. Sufriendo hambre y frío, pero pasando por el peor sufrimiento: el de la ingratitud. Aún hoy la ingratitud lo persigue. Y por esta capacidad de soportar y perdonar fue que, quienes lo querían, lo llamaron El Apóstol.

 

Hoy día de su caída en combate, y a partir de esta ética, publicaré un grupo de reflexiones acerca de los sucesos del mundo, la vida cotidiana, de mi país, del país de otros, y de lo que de algún modo siento y me acontece. No siempre complaceré a unos como complaceré a otros; y ocurrirá que a veces no complaceré a otros como lo haré con unos. Eso es común cuando elegimos el camino de la verdad. El camino de la verdad no resulta un camino grato porque ella tiene el estigma de ser aceptada sólo cuando conviene. Lo cual la inutiliza porque de aceptar ella esta limitación pasaría a ser una esclava de nuestras conjeturas. Pero para quien tiene el deber de ofrecer información la verdad no es sólo parte de su condición moral, sino una brújula, aún cuando muchos encuentren molesto el giro de su flecha.

 

A este blog lo he llamado La rosa blanca porque es eso lo que quiero cultivar. Aún si alguna vez en la contienda una frase corte a alguno como espada.

 

r.w., Santo Domingo, 19 de mayo 2008  ©

Anuncios

2 comentarios en “DOS PALABRAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s